Logo
-
Zonales
Información General

Cambio: sale el 9, entra el empresario exitoso
La vida del bungense Federico Yeregui es una historia de superación. A los 14 años dejó su pueblo para triunfar en el fútbol. Ese sueño no se pudo cumplir, pero no se quedó de brazos cruzados y hoy es el director Comercial de KODEAR, una empresa de desarrollo de software a medida que no para de crecer. A mediados de octubre dará una charla en su Bunge natal, destinada a los alumnos del Instituto San Juan Nepomuceno.

 Actitud, sacrificio, esfuerzo, emprender. Son palabras sueltas que si se combinan sirven para contar la historia de Federico Yeregui, un bungense que pasó de ser una promesa del fútbol a repartir carne en una bicicleta, pasando por múltiples trabajos, hasta que en el 2016 decidió emprender su propia empresa: KODEAR.

Hoy Federico está casado, tiene 2 hijos, vive en Rosario y es director Comercial de KODEAR, una empresa que se dedica al desarrollo de software a medida (sitios web, institucionales, portales de información online, sistemas web a medida, aplicaciones móviles, plataformas de e-commerce, landing pages, intranets, entre otras) y que cuenta con más de 250 en 8 países: Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, España, Irlanda, USA y México.
Todo comenzó en Emilio V. Bunge un 13 de enero de 1984, fecha en que nació el protagonista de esta historia. Hijo de María del Carmen Conlon (maestra jubilada) y Jorge "Ruso" Yeregui (bancario jubilado y un apasionado del fútbol), desde chiquito Federico se perfilaba como una promesa con la pelota en los pies. "Jugaba de 9, por todo el frente. A mi viejo le decían que no trabaje más, que yo lo iba a salvar. ¡Menos mal que siguió trabajando!", se ríe Federico.
Jugó en Futbol Club Bunge y debutó en primera a los 14 años. También jugó para Atlético Villegas en los Torneos Bonaerenses, donde la categoría '84 llegó a la etapa final en Mar del Plata. A los pocos meses de su debut, el emblemático DT Timoteo Griguol lo llevó a Gimnasia de La Plata. "Solo quedamos 2 chicos de 1000 que se probaron", recuerda.
Siendo apenas un adolescente, Federico hizo las valijas y se fue en búsqueda de un sueño deportivo que no se dio. "¡Esa fue la primera gran negociación que gané en mi vida! Era muy chico, mi viejo jugador y DT me bancaba a full y estaba tan entusiasmado como yo. Mi vieja tenía muchos miedos, como cualquier madre. Pero ambos me bancaron y me fui a La Plata. Vivía solo en una pensión hasta que pasé a la pensión de Gimnasia de La Plata, donde compartía con otros 30 chicos del interior del país. Aunque no llegué a jugar en la primera división del fútbol argentino tengo los mejores recuerdos de esa etapa. Todo suma. El haberme ido tan chico me ayudó a madurar muy rápido: a los 14 años ya me cocinaba, lavaba la ropa, manejaba plata, etc", detalla Federico.
Pasó por las inferiores de varios clubes (Gimnasia, Lanús, Belgrano, Mitre de Pérez, entre otros), hasta que se presentó una oportunidad: un grupo de empresarios franceses seleccionaron 10 chicos de 300 (él estaba entre esos 10) para ir a jugar a Italia, concretamente a la reserva del Perugia. Viajaban un 10 de enero, pero dos días antes todo se desinfló por una cuestión monetaria. En ese grupo estaban Sebastián Grazzini (jugo en Newell's, Racing) y Brian Sarmiento (jugó en Banfield, Newell's).
Tras esa oportunidad truncada Federico desembarcó en la reserva de Tiro Federal de Rosario pero, ya con 20 años, no tuvo la suerte de firmar contrato y decidió colgar los botines. "Los 19 o 20 años de alguna manera son una edad límite, donde firmas contrato o quedas libre. A los 6 meses que me fui de Tiro Federal, mis ex compañeros estaban jugando contra Boca en la Bombonera. Miraba la TV y lloraba solo, no me olvido más. Ahí pegué un volantazo importante y decidí darle continuidad a los estudios, algo que siempre tuve muy presente gracias a mi madre, quien fue una excelente maestra", remarca Federico.
 
Chau fútbol
En el medio del sueño de ser un jugador profesional, hizo un año de Comunicación Social porque quería ser periodista deportivo. Metió todas las materias, pero como justo se dio lo del -frustrado- viaje a Italia, entonces decidió dejar la carrera. Cuando finalmente abandonó el fútbol, Federico halló su vocación comercial y comenzó la Licenciatura en Marketing.
Cursó la carrera en Rosario desde el 2006 hasta 2011, y durante todo ese lapso de tiempo trabajó para ayudar a sus padres con los gastos que implica vivir y estudiar en una gran ciudad. "Me recibí con un muy buen promedio. Esta carrera respaldó mucho mi vocación comercial, me dio visión global, empatía, cómo armar y darle seguimiento a un plan de negocios, cómo conocer y segmentar un mercado, la importancia de una buena marca, etc", reconoce Federico.
Su vida siempre estuvo signada por el esfuerzo. Cuando cursaba la secundaria en el Colegio Nacional de General Villegas su día comenzaba a las 6 de la mañana: viajaba desde Bunge y luego volvía a su pueblo a dedo. Su vida laboral no fue la excepción: "Arranque desde muy abajo. Mi primer trabajo en Rosario fue llevando carne en una bicicleta: llevaba 20 kilos adelante y otros 20 kilos atrás por todo Rosario. En el medio del delivery y tomar pedidos, hacía el trabajo comercial de adherir restaurants al servicio de carne al por mayor. Ahí me di cuenta que me gustaba mucho lo comercial. Ese trabajo me sirvió mucho para valorar todo lo que pude construir en adelante y siempre mantener la humildad", destaca.
Luego de esa experiencia inicial, pasó por varias empresas: una financiera; una distribuidora al por mayor; una empresa que provee de un sistema de gestión a concesionarios BMW, John Deere y otras marcas; una corredora de cereales; y una empresa de clasificados online para el agro.
Pero Federico no se puede quedar quieto, y en 2016 decidió abandonar la seguridad del sueldo a fin de mes para asumir un montón de responsabilidades y desafíos. Fue así que junto a sus dos socios, David Giovanon (Director IT) y Emmanuel Sena (Directo Creativo), decidieron emprender su propia empresa: KODEAR.
"Fue una decisión difícil, pero fue la mejor decisión que tomé a nivel profesional de mi carrera", confiesa.
 
¿Qué es y qué hace KODEAR?
KODEAR es una empresa de con foco 100% en desarrollo de software a medida: sitios web institucionales, portales de información online, sistemas web a medida, aplicaciones móviles, plataformas de e-commerce, entre otras cosas.
Federico Yeregui es el director Comercial de KODEAR. Su tarea es liderar las cuestiones comerciales y de marketing de todas las unidades de negocio de la empresa, tanto con la planificación como la ejecución de las acciones en Argentina y en el exterior.
"Es una empresa joven, con gran crecimiento. El último año pegamos un salto grande y tuvimos un crecimiento vertiginoso. Actualmente, además de Argentina, ya tenemos clientes en otros 7 países: Chile, Uruguay, Paraguay, México, España, Irlanda y USA. La idea es generar más clientes en dichos países y seguir abriendo mercado en otros países. Siempre manteniendo el foco con el cual nació y creció la empresa: desarrollo de software a medida".
Además de su trabajo como director Comercial de KODEAR, Federico da charlas de actitud y motivación para empresas y equipos de trabajo: "El crecimiento solo depende del convencimiento y de la actitud, soy un convencido de eso", remarca.
A mediados de octubre regresará a su Bunge natal no sólo para visitar a sus padres y amigos, sino para impartir una charla a los alumnos del Instituto San Juan Nepomuceno.
"La idea de la charla tiene que ver con mostrarles a los chicos el potencial a futuro de las carreras de sistemas. Todo tiende a la automatización de procesos a través de sistemas, de la robótica, de la inteligencia artificial, del comercio electrónico. Uno de los problemas más grandes de las empresas que desarrollan software son los recursos humanos. También quiero dejarles algo distinto desde mi humilde lugar, aprovechando que me fui muy chiquito de Bunge y pasé por varias ciudades. Yo no tuve la oportunidad que nadie me transmitiera nada y me las tuve que arreglar. Ojalá los pueda ayudar y dejar algo distinto para el futuro de muchos jóvenes", concluye Federico.
 

Esta nota no tiene comentarios
  • IMPORTANTE: DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. DIARIO ACTUALIDAD - El nombre de las noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
  • Nombre:

  • Email:

  • Comentario:


El sitio está optimizado para ser visualizado en los siguientes navegadores:
Mozilla FirefoxMozilla Firefox
OperaOpera
Internet Explorer 7Internet Explorer 6 o superior